miércoles, 24 de septiembre de 2008

No llores, si me amas.


No llores si me amas ...
Si conocieras el don de Dios
y lo que es el cielo...
Sí pudieras oír el
cántico de los ángeles
y verme en medio de ellos...
Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos
los horizontes, los campos y los nuevos
senderos que atravieso...
Si por un instante pudieras contemplar como yo
la belleza ante la cual las bellezas palidecen...
¡Cómo!... ¡Tú me has visto, me has amado
en el país de las sombras
y no te resignas a verme y amarme
en el país de las inmutables realidades?
Creéme. Cuando la muerte venga
a romper las ligaduras
como ha roto las que a mí me encadenaban;
cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce,
y tu alma venga a este cielo
en el que te ha precedido la mía...
Ese día volverás a verme.
Sentirás que te sigo amando, que te amé,
y encontrarás mi corazón
con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis feliz.
Ya no esperando la muerte,
sino avanzando conmigo,
que te llevaré de la mano por los senderos
nuevos de luz y vida.
Enjuga tu llanto y no llores si me amas.


San Agustín Numidia - África 354-430

6 comentarios:

(c) Javier Illán dijo...

""Si por un instante pudieras contemplar como yo
la belleza ante la cual las bellezas palidecen...""

Me quedo con esta frase. Muy bonito el post, enhorabeuna. Un saludo.

KALISTA dijo...

En buena hora que puedas tener el placer de esa contemplación, disfrútala...
Te dejo quí mi cálido abrazo...

Roberto Esmoris Lara dijo...

Si hace casi 2500 años era difusa la frontera entre el "país de las sombras" y el de "las inmutables realidades", ¿cuál puede ser hoy la delgada línea roja bajo nuestros cielos de Córdoba o de Mar del Tuyú.
Ojalá seamos un buen sueño de San Agustín de Numidia, Kali... y que tu clara mirada se cruce dulcemente con la mía en tardes de mates, amor y peperina.
Besos
REL

Roberto Esmoris Lara dijo...

Si hace casi 2500 años era difusa la frontera entre el "país de las sombras" y el de "las inmutables realidades", ¿cuál puede ser hoy la delgada línea roja bajo nuestros cielos de Córdoba o de Mar del Tuyú.
Ojalá seamos un buen sueño de San Agustín de Numidia, Kali... y que tu clara mirada se cruce dulcemente con la mía en tardes de mates, amor y peperina.
Besos
REL

malena dijo...

No llores, si me amas... y hay veces que duele tanto el amor...
besitos

Massy dijo...

Si supieras cuanto te amo..dejarias de mendigar un gran amor...asi reza una cancion religiosa....

si supieramos amar...no llorariamos...solo amariamos..

Un besote mi bella!!

andaba media perdida de estos predios pero ya he vuelto..gracias por estar siempre ahi visitandome!